); ga('send', 'pageview');

¿Cómo saber si tengo cáncer de piel?


Conoce sus principales signos

La piel es el órgano más grande de todo el cuerpo, es el que más te protege si de enfermedades se trata. Puede protegerte del calor, la luz solar y un universo de infecciones. Sin embargo, también es vulnerable, pues se enferma y puede tener padecimientos graves como el cáncer de piel.

Cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), revelan que uno de cada tres casos de cáncer en el mundo es de piel, ascendiendo en algunos países a uno de dos, como por ejemplo EEUU.

Peligro silencioso:

El cáncer de piel  es un asunto netamente profesional, sin embargo, hay signos en la piel a los que se les debe prestar atención, pues en muchas ocasiones pueden ser alertas ocultas de que el cáncer comienza a invadirla.

Conoce aquellos signos poco comunes del cáncer de piel:

-Cortes por afeitadas. La American Cancer Society (ACS), indica que los cortes al afeitarse que no sanan en varios días resultan en cánceres de células basales o células escamosas, que a menudo sangran con facilidad (en realidad no son causados por la afeitada).

-Llagas que no cicatrizan. Algunos melanomas no siguen las reglas comunes, los cánceres de piel pueden sangrar y asemejarse a llagas que no cicatrizan, por lo que no se debe minimizar su importancia.

-Picazón. Un estudio de la Temple University Health System (TUHS), indica que casi 36.9% de las lesiones que se acompañan de picazón son en realidad cáncer de piel, más comúnmente del tipo carcinoma de células basales y de células escamosas.

-Dolor. La misma investigación apunta que 28.2% de las lesiones de cáncer de piel se acompañan de dolor.

-Descascaramiento del labio inferior. Muchas veces se piensa que los labios se parten por el frio o la deshidratación, pero información del National Cancer Institute indica que este puede ser un signo de queratosis actínica, cuando la condición no mejora con la aplicación de bálsamo labial. 

Prevenir es la solución, revisa tu piel preferiblemente una vez al mes y que cualquier anomalía no dudes consultar con tu profesional de confianza, quien se encargará de realizar las pruebas requeridas para verificar en qué condición se encuentra tu piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *