); ga('send', 'pageview');

La importancia de exfoliar la piel

Exfoliar la piel ayuda a eliminar las células muertas de la superficie externa de la piel, cuando la piel está seca o sin brillo es un buen momento para realizar una sesión de exfoliación.

Ello ayuda a que la piel esté suave, brillante, a renovarse, que respire y mejora la circulación de la sangre que está debajo de la piel. Para ello existen productos y también recetas caseras para hacerlo.

Generalmente, la exfoliación se acostumbra a relacionar en hacerla en el rostro, pero ello no es un hábito del todo correcto, dado que tenemos más áreas en el cuerpo donde también es necesario realizar, seguido te detallamos sobre ellas.

Otras zonas del cuerpo donde realizar exfoliación

Manos

Las manos son una zona importante a cuidar, ellas están en contacto de muchos objetos, gérmenes, polución, … al ser nuestra principal herramienta para coger objetos y contacto. Por ello un cuidado semanal puede ser muy indicado, para protegerla de posibles irregularidades o que su piel se vuelva áspera, sobretodo si se trabaja al aire libre.

Piernas

Si después de depilarse o afeitarse, se nota que la piel no está fina (con irregularidades) y algo áspera, ello puede ser que sus pelos no se están arrancando correctamente. Un exfoliante puede ayudar a luchar contra estos pelos encarnados, a la vez de dejar la piel con un aspecto más joven.

Labios

Si los labios están secos y agrietados, es un signo de que les falta una exfoliación. Una mezcla de miel y azúcar y haciendo masajes con un dedo o usar un cepillo de dientes suave, es un método casero que ayuda a exfoliar esta zona.

Pecho (parte superior)

La zona que está entre el cuello y zona superior del pecho, en muchos casos está más expuesta a los rayos del sol y suele verse con un tonos más rugoso y oscuro que el resto del cuerpo. Exfoliar esa zona ayudará a que su aspecto sea más similar al resto del cuerpo.

 

Fuente: mundoasistencial.com